¡Albóndigas para mojar pan!

La palabra albóndiga proviene del vocablo árabe al-bunduqa, que significaba literalmente “la bola”. Es un plato que ha llegado a extenderse tanto desde su invención que hoy en día se prepara en prácticamente todo el mundo,

La palabra albóndiga proviene del vocablo árabe al-bunduqa, que significaba literalmente “la bola”.

Es un plato que ha llegado a extenderse tanto desde su invención que hoy en día se prepara en prácticamente todo el mundo, y de mil maneras diferentes. Y es por ello que hoy vengo a enseñaros mi versión supersencilla de albóndigas a la jardinera. Se trata de un plato preparado con ingredientes muy básicos que siempre tenemos por casa.

Ingredientes para dos personas como plato único:

750 g de albóndigas de cerdo

1 vaso de vino (200 ml)

Aceite de oliva

2 zanahorias

2 patatas

1 TBSPOON de tomate frito

100/150 g de champiñones

Guisantes (al gusto)

Caldo de pollo (500 ml, aprox.)

Haz esta receta en tan solo 4 pasos:

  1. Freímos las albóndigas hasta que queden bien morenitas.
  2. Al retirarlas, en el mismo aceite pochamos la cebolla junto con las 2 zanahorias.
  3. A los 6 minutos, regamos con la tacita de vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol.
  4. Añadimos 2 patatas cortaditas a dados, 1 cucharadita de tomate, los champiñones, las albóndigas, un puñado de guisantes y caldo de pollo hasta cubrir. Ahora, salpimentamos, la sal al gusto. Lo dejamos hervir durante 30 minutos y añadimos harina para espesar la salsa. Dejamos hervir otros 5 minutos.

¡Así de fácil y así de rápido! Una receta que nuestras abuelas solían hacer cuando se reunía la familia para que todos disfrutaran mojando el pan en la salsa. ¿Te apuntas?

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.